¿Ser ambicioso es bueno o malo?

ser-ambicioso

La ambición es deseo, desear es sinónimo de querer y dicen que querer es poder. Pero “poder” no tiene por qué significar que vayamos a conseguir aquello que anhelamos. Lo que significa es que si nos esforzamos en perseguir nuestros objetivos y los fijamos en nuestra mente, siempre será más probable que los alcancemos. ¿Ser ambicioso es bueno? Veámoslo.

¿Qué significa ser una persona ambiciosa?

Tener ambición significa literalmente querer algo que no se tiene. Este “algo” puede ser material o inmaterial. Sin trucos, ni cosas raras de trasfondo. Esta es la definición.

Entonces ¿por qué hay gente que piensa que ser ambicioso es malo? 

Hay quienes asocian la competitividad, las malas prácticas y el estar dispuesto a hacer lo que sea, caiga quien caiga, para llegar a una meta a la palabra. Esta es la connotación negativa que se le ha dado en la sociedad, que nada tiene que ver con lo que el lenguaje nos dice.

¿Qué hay de malo en querer lograr algo con todas tus fuerzas? Si en una reunión alguien declara que se considera una persona soñadora, es bastante probable que en las caras de los presentes se dibuje un signo de aprobación. Ahora bien, que la misma persona exprese que se define como ambiciosa. Igual la cosa cambia.

persona-ambiciosa

Características de una persona ambiciosa

Sabemos que cada persona es un mundo. No obstante, hay una serie de factores que suelen tener en común aquellos que pueden ser considerados ambiciosos. Aquí te los dejo:

  • Fijan sus metas: alguien que destaca por ser ambicioso, sabe lo que quiere, busca el camino para conseguirlo, lo dibuja y lo sigue. Gracias a este proceso, encuentra nuevas oportunidades para mejorar. Además, suele ser gente persistente.
  • Se centran en superarse a sí mismos: la búsqueda de la mejor versión de uno mismo es una característica frecuente en las personas ambiciosas. El problema viene cuando se busca intentar superar al resto en vez de superarse. Ahí entra la competitividad que no tiene por qué ir de la mano de la ambición. Son términos diferentes que, como hemos comentado antes, a menudo se confunden.
  • Proactividad: en otras palabras, nada de dejar para mañana lo que pueden hacer hoy. Son constantes a la hora de llevar a cabo la planificación y ejecución de sus acciones.
  • Actúan sin miedo: quizás lo tengan, pero desde luego no les tiembla el pulso a la hora de lanzarse a por eso que quieren conseguir. Saben que asumir riesgos es algo fundamental para obtener resultados, así que los asumen.
  • Se forman constantemente: son curiosos y creativos, por lo que no se conforman con los conocimientos que tienen, sino que buscan progresar también en este aspecto cada día más.

Sin embargo, ser ambicioso puede convertirse en algo negativo cuando la búsqueda de desafíos se convierte en algo insaciable. Sí, ser inconformista puede ser algo tremendamente enriquecedor, pero darnos una palmadita en la espalda cuando hemos conseguido algo bueno es también muy sano.

El no valorar los logros que se consiguen, puede generar una insatisfacción que desemboque en la pérdida de interés y de ganas por fijarnos metas. 

Mientras se tengan claros todos estos aspectos y se traten de evitar, ser ambicioso no tiene por qué ser malo, ni mucho menos.

El escritor y político francés Montesquieu dijo un día: “un hombre no es desdichado a causa de la ambición, sino porque esta lo devora”. Con esto puso de manifiesto la idea de que no es malo en sí el hecho de ser ambicioso, sino las consecuencias negativas que puede ocasionar en algunas personas la mala gestión de la ambición.

¿Por qué ser ambicioso en una empresa puede ser bueno?

Ya hemos visto cuáles son las características de las personas con ambición, la definición de este rasgo de la personalidad y por qué no debe ser confundido con algo negativo. La pregunta que te estarás haciendo ahora si has llegado hasta mi blog probablemente sea: ¿cómo puede ayudarme ser ambicioso en mi empresa?

En primer lugar, ser ambicioso debe ir de la mano con la confianza en uno mismo. Si tienes claro el objetivo que quieres alcanzar y has desarrollado una estrategia medida, meditada, coherente y firme, llegará un momento en el que tomarás tus decisiones con mucha más seguridad. De hecho, el liderazgo tiene pilares en común con la ambición.

Ayuda a adquirir experiencia

Ser ambicioso puede ayudarte, además, porque al querer llegar a un punto más alto, tendrás recorrer muchos más escenarios hasta conseguirlo. 

Piensa en el deporte. Un medallista olímpico debe pasar desde niño por torneos locales, municipales, nacionales, a nivel continental, amistosos… en fin, de todo tipo. No llega directamente a la competición de su vida sin haberse enfrentado a situaciones con dificultad, personas y contextos diferentes. Pues este ejemplo es aplicable para todo y el mundo empresarial no iba a ser una excepción.

Motivación a uno mismo y al resto

Lo más seguro es que hayas trabajado en algún momento de tu vida con una de esas personas que parece llegar a la oficina con una energía especial. El mítico compañero que parece que siempre está activo y preparado para sacar las tareas adelante. Si te vienen la imagen de una persona así que conozcas, lo más seguro es que sea ambiciosa.

Al final, una consecuencia derivada de esta actitud ante el trabajo y la vida es que se contagia al resto. Ser ambicioso o contar en tu equipo con gente que lo sea, puede ayudar a volver a recuperar la ilusión a los trabajadores que en algún momento la hayan tenido, pero que por algún motivo la hayan perdido.

caracteristicas-persona-ambiciosa

En mi empresa NeoAttack, comentaba a mis empleados que las personas de éxito, tienen paciencia para conseguir resultados a largo plazo, frente a los que se quedan a medio camino que deciden cambiar de rumbo a corto. La verdad es que para triunfar no solo basta con la ambición, sino que son necesarios otros aspectos como la motivación o la constancia.

¿Quieres saber más? Entonces te recomiendo que eches un ojo a mi servicio de mentoría.

8 ideas de mejora para una empresa

ideas de mejora para una empresa

Si una empresa no busca formas de seguir mejorando y creciendo, esta condenada a desaparecer, antes o después, esto es así. Es importante que siempre busquemos la innovación en nuestro negocio, por ello hoy quiero ayudarte dándote ideas de mejora para una empresa.

Algo que me caracteriza es que siempre busco cómo mejorar mis empresas, y no solamente en el ámbito de aumentar las ventas, sino también a nivel interno, por eso periódicamente le pregunto a mis trabajadores qué es lo que no les gusta y qué añadirían ellos.

Participando todos en el crecimiento de una empresa, te sorprenderá saber los resultados que se logran.

¿Cómo mejorar mi negocio?

No, gestionar una empresa nunca es fácil, y buscar la mejora constante puede hacer que te estalle la cabeza, te lo digo por experiencia propia.

Al final las decisiones que tomes no serán del agrado de todos y tendrás que enfrentarte a personas enfadadas constantemente, pero siempre debes buscar la innovación y lograr que la empresa siga creciendo.

Formación constante

Algo que repito hasta la saciedad a mis trabajadores es que se formen constantemente, ya que es la única forma de crecer como profesional.

¿Cuánto quieres cobrar? ¿Tienes los mismos conocimientos que una persona que cobra eso? ¿Por qué no?

Aquí hay que olvidarse de la pereza, encontrar las áreas en las que flaqueamos y formarnos para poder cubrirlas y gestionarlas como debería ser.

Yo no paro de decirles a mis trabajadores que curioseen, que investiguen, que crezcan y toda la formación que pueda ofrecerles se la doy sin ninguna queja.

Además yo personalmente no paro de formarme y de leer cada día para lograr un crecimiento constante.

No dejar de investigar

Otra de las ideas de mejora para una empresa que te puedo dar es que investigues el sector de tu propia empresa, de esta manera podrás observar oportunidades de negocio y destacar sobre el resto de negocios que esperan que las oportunidades llamen a su puerta.

Debes mantener una mentalidad abierta para afrontar cambios y sobre todo atreverte a apostar por tus propias ideas (créeme que no todos pueden).

Comunicación: Imprescindible

Tanto a nivel externo como interno, es importante que entre todos los departamentos exista una comunicación fluida, al final todos remáis hacia un mismo objetivo por lo que es crucial conocer qué intereses tiene cada uno y cuáles son las ideas para mejorar que se tienen desde diferentes perspectivas.

A nivel externo será interesante de igual manera conocer mejor a los clientes que ya tienes, eso te permitirá personalizar tus servicios y lograr aumentar su ticket medio de compra.

ideas para mejorar un negocio

No te conformes

Absolutamente todo se puede mejorar, y cuando digo todo es todo. Puede que lleves una buena gestión de tu empresa, no lo dudo, pero te tienes que grabar a fuego que siempre puedes hacerlo un poco mejor.

Siempre se pueden optimizar mejor los recursos, los tiempos, los tipos de gestión, todo.

Por eso te digo que no te conformes, si algo en tu empresa funciona bien, presta atención al detalle y haz que funcione mejor.

Tecnología punta

¿Qué te va a contar un consultor de marketing experto en la parte digital? Una de las ideas de mejora para una empresa cruciales que existen es el hecho de innovar en la tecnología utilizada.

Contar con ordenadores potentes es una inversión que hará que tus trabajadores sean más productivos y trabajen más contentos y calmados (todos alguna vez nos hemos vuelto locos cuando el ordenador se cuelga justo en el peor momento).

Contar con softwares personalizados que ayuden a una mejora en la gestión de los trabajos o en potenciar una comunicación más fluida, sin duda será todo un acierto.

Liderazgo motivacional

Esto es algo a lo que muchas empresas no prestan atención, y es un completo error no saber liderar un equipo de trabajo como se debe.

Un líder no es simplemente una persona que te paga el salario a fin de mes y te regaña o te aplaude según la calidad de tu trabajo, no, eso es ser un jefe cualquiera.

Si logras que tus trabajadores se impliquen con tu empresa, que hablen bien de ella fuera del horario laboral, que se esfuercen, que se apoyen en ti para seguir creciendo, enhorabuena, eres todo un líder.

Un verdadero líder encontrará las mejores ideas de mejora para una empresa y sabrá conducir a sus trabajadores al éxito.

Imagen de marca consistente

Las empresas se mueven en un entorno de continuo cambio, y es importante que tengamos una buena imagen de marca definida, para que entre tanto caos nuestro público objetivo siempre pueda encontrarnos.

En este punto como ideas de mejora para una empresa también te quiero recomendar que refuerces los valores de tu marca, marcas unos valores éticos hará que tus clientes confíen más en ti que en cualquier otra empresa de la competencia, lo que te dará un plus de diferenciación.

No se te olvide actuar

Probablemente aquí hayas encontrado buenas ideas de mejora para una empresa, te hayas motivado e incluso hayas hecho una lista de todo lo que puedes hacer en tu empresa, pero ¿lo vas a hacer?

Debes tener en cuenta que si no actúas, tu empresa no mejora, que puedes tener las mejores ideas en la cabeza, pero si no las implantas, si no te arriesgas no llegarán a ningún lado.

Es importante que este paso no se te olvide y que te atrevas a cambiar algo verdaderamente en tu empresa, sí está el riesgo de que no funcione, está el riesgo incluso de que pierdas dinero, pero si no arriesgas no ganas, y no arriesgando créeme que puedes perder mucho más de lo que crees.

ideas de negocio innovadoras

Si tienes claro que quieres implementar ideas de mejora para tu empresa, pero no sabes por dónde empezar, no dudes en solicitar una mentoría conmigo, te indicaré el camino a seguir para encontrar el éxito.

SMarketing: una combinación de marketing y ventas

SMarketing

Combinar una estrategia de marketing y ventas nos puede abrir un gran abanico de oportunidades para aumentar la facturación de nuestro negocio, por ello considero importante explicarte cómo fundí estas dos estrategias con el SMarketing para lograr aumentar mi facturación. 

Al final las ventas son el objetivo final de cualquier tipo de negocio y una buena planificación del marketing nos puede ayudar a lograr nuestros objetivos, por lo que podríamos decir que el marketing y las ventas son elementos cruciales de cualquier organización.

SMarketing: ¿Qué es?

La estrategia que funde el marketing y las ventas es conocido actualmente cómo SMarketing, que proviene de unir sales y marketing.

El marketing será el principal encargado de planificar estrategias que logren atraer a leads de calidad, esto son personas que tienen un verdadero interés por el tipo de producto o servicio que vendemos, a esto se le une la parte de ventas que se encargará de convertir esos leads en clientes reales.

Como ya te he comentado con esta estrategia incrementarás el número de clientes de tu negocio, además de optimizar de mejor manera los recursos de tu propia empresa.

Las ventas y el marketing son primas hermanas, no pueden existir la una sin la otra, pero es importante que distingas bien estos dos conceptos, ya que son muchas las personas que erróneamente las confunde:

¿Qué es el marketing?

El marketing es un conjunto de estrategias que nos ayuda a mostrar nuestros nuevos productos y servicios, anticipándonos a las necesidades de nuestros posibles clientes y a sus puntos de dolor.

Gracias al marketing lanzamos al mercado el producto que justamente necesitan nuestros clientes. Además podemos conocer a qué público debemos dirigirnos y cuál es la mejor estrategia para acceder a él.

Se suele confundir el marketing con las ventas, ya que van muy ligados.

¿Qué son las ventas?

No, las ventas no se trata únicamente de vender un producto y ya, las ventas también son preparar el producto para nuestro cliente, asesorarle sobre lo que es más beneficioso para él e incluso un servicio de información una vez que ya se ha adquirido el producto o el servicio.

Es decir, podríamos decir que el marketing se encarga de captar nuevos clientes, pero las ventas es el proceso de transformación del público objetivo a cartera de clientes.

Combinar departamentos de marketing y ventas en una estrategia de SMarketing

Si estas dos estrategias van tan de la mano ¿por qué no combinarlas y lograr estrategias mucho más efectivas?.

Empezaron las empresas industriales o aquellas que trabajan B2B a aplicar estrategias de SMarketing, es decir ventas y marketing en conjunto, de esta manera los comerciales saben a qué tipo de persona se están dirigiendo y lo que verdaderamente necesitan, de esa manera pueden adaptar sus técnicas de persuasión de manera personalizada a cada individuo.

Rápidamente se notaron los resultados, ya que al público objetivo lo que más le motiva a comprar en una empresa es sentirse importante para dicho negocio, si logras que tu público objetivo sienta que se le da una atención individualizada probablemente estés logrando un cliente fidelizado.

Esta estrategia puede aplicarse a cualquier tipo de negocio, y ofrece muchas ventajas, ya que al conocer el perfil de comprador de tu negocio, tus comerciales podrán anteponerse antes a sus dudas o puntos de dolor, de esta manera lograrás optimizar tiempos y lograr que tu proceso de ventas sea mucho más efectivo.

ventas b2b

¿Cómo se hace una estrategia de SMarketing?

A continuación te voy a enseñar cómo es posible integrar estos dos departamentos en una estrategia de SMarketing para lograr disfrutar de todos sus beneficios.

Comunicación entre departamentos

Es importante que tus dos departamentos cuenten con una comunicación bidireccional y efectiva, para que ambos trabajen por lograr los mismos objetivos.

Es interesante añadir un sistema de comisiones para que los trabajadores se encuentren más motivados y busquen trabajar en equipo.

Motivar al trabajador

Los equipos comerciales suelen ser una parte muy sensible de cualquier organización, por lo que es muy recomendable que en todo momento se aplaudan los logros que han conseguido de la mano del departamento del marketing.

Cuando un trabajador se siente valorado y ve que su trabajo realmente merece la pena, se sentirá mucho más comprometido con el negocio y dará el 200% de sí mismo.

Integrar equipos

Otro factor que te ayudará a alcanzar el éxito es que ambos departamentos cuenten con los mismos sistemas de trabajo, como te comentaba en el primer punto, es crucial que exista una buena comunicación entre ambos departamentos.

Si les facilitamos un software donde puedan trabajar de manera dual y compartir la información de una forma más sencilla, mejoraremos la comunicación y conseguiremos una gran estrategia de marketing y ventas.

Define objetivos

Siempre repito en mis artículos la importancia de definir los objetivos para poder lograrlos, todas las empresas quieren ganar mucho dinero, pero no se plantean ni el cómo ni el cuándo, lo que las condena al fracaso.

Con una estrategia de marketing y ventas ocurre lo mismo, si no le ofreces a tu equipo un objetivo definido, probablemente no logren lo que esperas de ellos, ya que no sabrán hasta dónde quieres llegar.

Por ejemplo puedes poner de objetivo a tu departamento de marketing que logren 50 leads semanales, y a la vez proponer al equipo de ventas que cierren el 50% de los leads que les llegan.

Eso aunado a un sistema de motivación, hará que la facturación de tu empresa crezca como la espuma.

promoción marketing

Consigue todos tus objetivos

Si quieres contar con la asesoría de un experto en marketing digital que te ayude a conseguir estrategias de SMarketing efectivas para lograr todos tus objetivos no dudes en solicitar una consultoría.

A lo largo de mi recorrido profesional he logrado obtener gran cantidad de conocimientos para ayudar a empresas de todo tipo a lograr sus objetivos.

Descubre estas técnicas de motivación en el trabajo

motivación en el trabajo

La actitud frente a la vida es algo muy importante para poder enfrentarnos a todo, en el ámbito laboral ocurre lo mismo, se necesita poseer motivación en el trabajo, para que las tareas salgan de la mejor manera posible y nuestra empresa sea un éxito.

Cuando tienes un equipo humano a tu cargo, es crucial que mantengas a unos trabajadores contentos y satisfechos.

Sé perfectamente que hay días que no apetece salir de la cama, que has tenido un día duro o que simplemente se tuercen las cosas, pero si me preguntas como estoy siempre diré “de puta madre”.

Siempre me enfrento a los diferentes retos de la vida con una actitud positiva, de esta manera mi motivación en el trabajo no baja.

Si tienes un equipo desmotivado o a ti mismo te cuesta seguir con la ilusión que tenías al principio, quédate, te sorprenderé.

¿Qué es la motivación laboral?

La motivación es la parte crucial que no debes minusvalorar en tu empresa, todos los trabajadores tras sufrir una rutina diaria haciendo las mismas actividades comienzan a perder la motivación, lo que hace que baje la productividad, que el trabajo pierda calidad y que en general todo vaya a peor.

Es muy difícil lograr motivar a toda una plantilla motivada, ya que siempre habrá algún trabajador que no se sienta valorado o que crea que no recibe algo justo.

Los trabajadores implicados se sentirán parte de la empresa, por lo que su motivación en el trabajo será muy alta, logrando aumentar la productividad y la eficiencia.

Son muchas las personas que piensan que para lograr la motivación laboral solamente es necesario repartir dinero entre sus trabajadores, pero aquí te explico por qué no debe hacerse el premio al empleado del mes:

Ahora te preguntarás, Jesús ¿Cómo mantengo la motivación en el trabajo de mis trabajadores entonces? Tranquilo, yo te lo explico.

Tipos de motivación laboral

Para saber cómo motivar a tus empleados lo primero que debes saber es los diferentes tipos de motivación que puedes otorgarles. Dividiremos la motivación laboral dependiendo de su origen y del estímulo percibido.

Origen de la motivación

La motivación puede salir de uno mismo, o incrementarse por parte de la empresa; en el caso interno estamos hablando de motivación intrínseca.

Esta motivación viene dada por el propio trabajador, el cual se encuentra satisfecho con sus labores, con el ambiente que se propicia o por trabajar en algo que realmente le gusta.

Por otro lado la motivación extrínseca es aquella que debemos ayudar a nuestro empleado a encontrar, en este caso podrían ser incentivos, comisiones, vacaciones o un reconocimiento que venga por parte externa al propio trabajador, lo que hará que tenga motivación en el trabajo.

Estímulo percibido

A la hora de querer motivar a nuestros trabajadores debemos tener muy en cuenta el estímulo que podemos crear en ellos.

Erróneamente se considera que si a un trabajador le amenazas con despido, con recortes de salario, etc. El trabajador gracias a esa presión trabajará de forma más productiva y será más eficiente.

Lo cierto es que esto puede funcionar cierto tiempo, pero con el paso del sistema de castigos el trabajador se desmotivará de una manera más grave y provocará que se pueda perder un buen empleado.

Para ello, lo más eficiente es generarle estímulos positivos premiando todas aquellas acciones en las que el trabajador ha logrado destacar, de esta manera este tendrá motivación en el trabajo al sentirse valorado y apreciado por su empresa.

motivación equipo

¿Cómo puedo incrementar la motivación laboral de mi empresa?

Existen gran cantidad de técnicas para incrementar la motivación en el trabajo. Para tener una plantilla más feliz que mejore exponencialmente sus actividades puedes aplicar diferentes opciones en tu empresa tales como:

Incentivos

Cuando un trabajador se esfuerza, dobla su productividad o consigue entregar todos sus trabajos a tiempo, es muy importante que sienta que ese extra se ha valorado.

Para ello puedes implementar un sistema de incentivos a través de los cuales le premies cada vez que su trabajo destaque, no necesariamente tiene que ser una cuantía económica, también pueden ser días libres o incluso un viaje.

El trabajador al ver que recibe una recompensa extra por su trabajo, se motivará a seguir dando el 200% de sí mismo.

Ascensos

Un trabajador estancado en un mismo puesto de trabajo, es un empleado sin motivación, desganado y con un nivel de productividad muy por debajo al que debería tener.

Un ascenso hará que sienta que confías en él y en su criterio, que realmente se valora su trabajo, además de contar con una mejora de condiciones laborales que provocarán que su motivación laboral crezca.

Además, si tienes un trabajador altamente cualificado al que le ofreces un trabajo menor al que podría asumir, este podría desmotivarse y acabar yéndose de tu empresa, por lo que es importante que al implantar los ascensos tengas en cuenta la jerarquía organizacional de tu empresa.

Definir objetivos

En mi post sobre cómo alcanzar tus metas, te comentaba lo importante que es definir objetivos para poder alcanzar el éxito.

En el caso de la motivación laboral ocurre lo mismo, si le marcas un objetivo alcanzable a tu trabajador, se sentirá implicado con el negocio y se esforzará aún más por lograr la productividad que esperas de él.

Es más, la combinación de varias técnicas de motivación en el trabajo te ayudará a tener una plantilla completamente implicada con tu negocio y que te proporcionará múltiples beneficios.

motivación laboral

Si quieres llevar tu empresa al éxito no dudes en solicitar una mentoría, te enseñaré todos los conocimientos que he aprendido durante mi trayectoria profesional y que me han concedido el maravilloso éxito que estoy disfrutando ahora.

Aprende a definir las metas de tu empresa

objetivos estratégicos

Para que una empresa sea exitosa tenemos que implementar objetivos estratégicos desde el inicio de este, por norma general los emprendedores solo piensan en sobrevivir y vender la mercancía o servicios que tienen, y ese no es el paso correcto.

En el momento en el que empieces a diseñar tu negocio en tu cabeza, debes definir qué metas quieres alcanzar, qué es lo que realmente esperas de tu negocio.

Si solo te centras en vender para sobrevivir, debes saber que tu negocio es y será siempre mediocre.

Para poder contar con unas metas definidas, que nos ayuden a que nuestra empresa crezca y consigamos el éxito que nos merecemos, es crucial contar con claros objetivos estratégicos definidos, ¿No sabes lo que son? Atento, que te lo explico.

¿Qué son los objetivos estratégicos?

Es importante contar con una estrategia que nos permita lograr todo lo que tenemos planteado como meta para nuestra organización. Las metas que nos planteamos con estas estrategias es lo que conocemos como objetivos estratégicos.

Este concepto debe cumplir una serie de requisitos para confirmar que realmente estamos antes un objetivo crucial en la empresa.

Lo primero es que deben ser cuantificables, como veíamos en mi post sobre los KPI de empresa, todo debe ser medible en una empresa, para poder comprobar si realmente se cumplen nuestras metas y qué podemos hacer para cambiar a mejor.

Por otro lado deben ser específicos, es decir, nuestro objetivo no puede ser “vender a todo el mundo” porque eso es imposible, debemos analizar, segmentar y definir objetivos coherentes antes de asumir algo demasiado grande para nuestra organización.

Nuevamente quiero hacer hincapié en que los objetivos estratégicos deben ser realistas, por ejemplo, si no contamos con una gran cantidad de mercancía, no podremos ponernos como objetivo ganar más dinero del que podemos asumir.

Finalmente deben ser oportunos, todos los objetivos que queramos definir en nuestra empresa se deben estudiar con el fin de que nuestra empresa mejore, ya sea creciendo, obteniendo más mercancía, logrando más facturación, etc.

No olvides que en mi biblioteca podrás encontrar diferentes libros que ayudan a tratar este tipo de temas y que en mi carrera profesional me han ayudado mucho a mejorar.

¿Y si especificamos un poco más?

Aquí quería aclarar que los objetivos estratégicos te pueden ayudar a nivel personal, si te planteas metas y eres más consciente de lo que quieres lograr (como escribiéndolo en un papel por ejemplo), lograrás unos beneficios que ni tú mismo te esperas.

Pero volviendo a tu propio negocio no solo podemos implementar ideales de crecimiento, también debemos contar con el cuidado de cada una de las partes de nuestra empresa. 

Es decir, debemos cuidar de nuestros recursos y motivar e inspirar a nuestros trabajadores, si se siente parte importante de algo más grande contarás con un equipo de profesionales dispuestos a lograr cualquier tipo de objetivo

objetivos estratégicos de una empresa

¿Qué beneficios encontramos en los objetivos estratégicos?

Como te he comentado al inicio de este artículo, lo principal y más importante es que una estrategia bien planteada nos ayudará a lograr las metas que queramos alcanzar, ya que ese plan nos dará los pasos necesarios para seguir creciendo.

Otro de los beneficios es que será más sencillo diseñar lo que queremos conseguir con nuestra empresa, y tendremos una forma de poder medir las acciones que se tomen para comprobar si estas realmente funcionan o por si el contrario necesitamos reestructurar nuestra estrategia, es decir podríamos plantear los objetivos estratégicos como esa guía personalizada que nos hará lograr lo que nos propongamos.

Además como te decía en el punto anterior ayudará a que tu equipo trabaje más compenetrado, todos podrás trabajar remando en la misma dirección, algo que nuevamente nos beneficiará como empresarios y emprendedores.

¿Cómo crear un objetivo estratégico?

Para que alcances el éxito puedes contar con una consultoría en la que se muestre de forma clara y concisa, los objetivos que se deberían plantear teniendo en cuenta las necesidades de cada empresa y de cada cliente.

Pero ya sabéis que me gusta ayudar, así que os voy a mostrar cómo puedes crear tus propios objetivos estratégicos en tu empresa:

Céntrate en tu negocio

Es un completo error perseguir e intentar cumplir los objetivos de la competencia, ellos son ellos y tú eres tú, y tu crecimiento debe depender únicamente de ti mismo.

Estudia los valores que has querido proporcionarle a tu empresa, la misión que quieres promover con tu actividad económica y en ese punto medita qué es lo que realmente quiere conseguir y qué necesita su propia empresa.

Plasma en un papel lo que quieres

A mis trabajadores se lo recomiendo prácticamente a diario, escribir, escribe tus objetivos, tus metas, ubícalos en un lugar donde lo veas de manera constante para que tu motivación aumente y te tomes más en serio tus objetivos.

Clasifica tus objetivos en el tiempo en el que los quieres lograr, la prioridad que tienen unos sobre otros y después plásmalos en tu agenda, en tu pared o donde siempre te los encuentres.

Esta acción aunque parezca simple, te ayudará a meditar sobre las formas en las que puedes conseguir tu objetivo y tu ambición por obtenerlo te llevará a conseguirlo todo.

También te recomiendo que seas lo más claro posible, es decir, añade descripciones declara qué es lo que realmente quieres, no simplemente una frase “quiero vender más”, sino “montaré un e-commerce que me ayudará a ampliar mi público objetivo y con el que podré crecer de mayor manera”.

objetivos estratégicos de una empresa ejemplos

Espero que gracias a este artículo seas capaz de definir tus objetivos estratégicos y de esta manera logres todo lo que te propongas en el mundo empresarial.Si aun así te encuentras perdido y necesitas de ayuda profesional para conseguir tus objetivos, no dudes en solicitar una mentoría, si por el contrario tienes tus objetivos claros y necesitas una estrategia de marketing NeoAttack es tu solución.

Los KPIs que tu empresa debería tener

KPI empresa

Todas las acciones que se realicen en tu empresa deben ser cuantificables, para que puedas conocer el impacto de las mismas dentro de u organización, y para ello existen los KPIs para empresas, los cuales son métricas que te ayudarán a ver si tu empresa está mejorando o por el contrario tienes que tomar otras medidas.

En este artículo quiero explicarte qué métricas debes implementar en tu negocio para lograr el éxito que buscas, conocer el impacto de nuestras diferentes estrategias nos ayudará a analizar lo que verdaderamente funciona o qué debemos cambiar.

Los KPIs de empresa sirven para analizar cualquier ámbito dentro de nuestra organización, a continuación vamos a ahondar más en este tema.

¿Qué es un KPI?

Los KPI son indicadores clave de rendimiento, y sus siglas hacen referencia a su nombre en inglés Key Performance Indicator. Estas métricas te ayudan a comprobar el impacto total de las acciones estratégicas que se toman en tu negocio.

Todos los KPIs son adaptables, con esto quiero decir que dependiendo del sector en el que trabajes, de tu actividad económica y de tus propios objetivos deberás elegir unos KPIs que te ayuden a analizar el estado actual de tu empresa.

Llevar un control de los KPIs de tu empresa te ayudará a hacer que esta mejore y destaque sobre tu competencia, ya que tendrás a tu disposición una gran cantidad de información.

Importancia del uso de KPIs

Probablemente a estas alturas del artículo sepas que los KPIs para empresas cuentan con una gran importancia cuando queremos lograr el éxito en nuestro negocio y alcanzar todos los objetivos que nos hemos propuesto a la creación del mismo.

Gracias a estos indicadores podrás comprobar en el momento en el que lo requieras como están funcionando tus estrategias de productividad, de marketing o aquellas que requieras.

Además, puedes beneficiarte del uso de los KPIs de manera comunicativa, tus trabajadores se sentirán parte de tu empresa si los haces partícipes del crecimiento de la misma.

Con unos KPIs establecidos en tu empresa, podrás lograr una evolución más eficiente y el hecho de marcar unos objetivos claros provocará que toda la plantilla se esfuerce en alcanzarlos.

¿Cómo elegir un KPI para mi empresa?

Como te comentaba en el punto anterior, los KPIs deben adaptarse al negocio. Todas las empresas son diferentes, al igual que las personas, por ello las métricas que se utilicen para cada empresa deben ser totalmente personalizadas y atendiendo a las necesidades de las mismas.

KPI de empresa

A continuación te voy a explicar en rasgos generales, qué debes tener en cuenta para crear tus propios KPIs de empresa:

Objetivos

Lo primero que debes tener claro a la hora de montar cualquier tipo de negocio es lo que quieres conseguir con este. Sí, sé que lo primordial es hacer un negocio económicamente rentable, pero vamos a ir un poco más allá.

Tus objetivos pueden ser, llevar tus productos a otros mercados, mejorar la calidad de tus productos, conseguir un equipo humano de calidad, que la productividad aumente etc.

Todas estas mejoras te ayudarán a que tu facturación se incremente.

Departamentos

Los KPIs de empresa no pueden definir simplemente el camino general de toda la organización, también debemos pensar en los objetivos individuales de cada uno de nuestros trabajadores.

Todos los departamentos siempre tienen algo que mejorar, algo que desean cambiar y una forma de realizar su trabajo superior.

No debes olvidar contabilizar cómo trabaja tu departamento y qué nuevos objetivos puedes imponerles, para a continuación medir si las acciones que han creído oportunas tener son realmente eficientes para el futuro de la empresa o tu meta final.

Identificación de problemas

Esta es una pregunta que te debes plantear a la hora de decidir cuáles son los KPIs de tu empresa. Estos no sirven únicamente para observar los progresos es importante que a la hora de diseñarlos tengas claro que puedan analizar todos los problemas de tu empresa, ya que el auténtico éxito es fracasar y superar esos errores.

Herramientas de medición

Un factor que te ayudará a definir tus métricas de análisis es contar con las herramientas necesarias que te ayuden a cuantificar de una forma honesta y real todo lo que quieres medir en tu organización.

No es necesario, herramientas complicadas y costosas, puedes utilizar un simple Excel en el que apuntar la productividad de tus trabajadores, para comprobar si es la productividad que necesitas y si se puede mejorar.

Quién se encargará de los KPIs

Aunque puedas pensar que no, es crucial que cuentes con una persona profesional, analítica y organizada para que formalice un informe completo sobre la evolución de tus KPIs de manera semanal, mensual o cuando tu empresa lo requiera.

Ejemplos de KPIs

A continuación quiero mostrarte algunos de los KPIs que yo mismo aplico en mi negocio, para que puedas obtener ideas y apliques los que mejor te interesen:

KPIs financieros

Considero que estos son cruciales para cualquier tipo de negocio. Una empresa no sobrevive sin ingresos y es importante contar con un plan de acción que nos permita obtener beneficios.

La posibilidad de contar con una métrica que nos ayude a optimizar nuestros ingresos, financiación y contabilidad, hará que sea mucho más sencillo obtener los beneficios que teníamos pensados.

Algunos KPIs de empresa que puedes utilizar en este grupo son:

  • ROI: O el retorno de la inversión, esto nos ayudará a invertir nuestro dinero con cabeza. De esta manera nos focalizaremos a tomar acciones que realmente sean beneficiosas para nosotros y evitaremos esas inversiones impulsivas que nos provocan pérdidas de dinero.
  • Crecimiento de ingresos: En este KPI podrás valorar todas las acciones que pueden ayudarte a mejorar tus ingresos y aquellas que se están realizando y frenan este objetivo.

Sé consciente de que en cada KPI puedes meter todas las variables cuantificables que elijas siempre y cuando sirvan para algo, cuanta más información, más fácil será encontrar los errores de tu empresa.

KPIs de marketing

Cómo no, estos son claramente mis favoritos, una buena estrategia de marketing logrará que consigas todas las metas financieras que te has propuesto con anterioridad proporcionándote grandes beneficios. ¿Pero qué te va a decir el mejor consultor de marketing digital?

Si quieres definir unos KPIs de marketing realmente efectivos y reales no dudes en ponerte en contacto conmigo, podré asesorarte para que encuentres la solución única para tu caso.

Uno de los KPIs que más valoro en mi negocio es la Tasa de Conversión, a través del cual se contabiliza cuántos posibles clientes han dado el paso para confiar en mis servicios.

Otro muy importante es contar con leads, aquellos posibles clientes, además de contabilizar cuánto nos cuesta lograr esos leads.

KPI para empresa

Dentro del marketing puedes encontrar una gran variedad de factores que se pueden contabilizar, no dudes en ponerte en mano de especialistas que te ayuden y te asesoren con este tema.

Si quieres que tu negocio crezca y lograr todos los objetivos que te planteas, no dudes en solicitar una mentoría conmigo, te ayudaré a cumplir tus metas.

Pautas para ser un buen líder de empresas

lider de empresas

Un líder de empresas debe acumular una serie de cualidades básicas para dirigir un equipo eficazmente. Habrá situaciones que te superen en las que tendrás que sacar lo mejor (o lo peor) de ti para salir adelante.

Tendrás que aprender cuándo decir no, cómo motivar a tu equipo e inspirarlo para que incluso te sigan hasta el mismo infierno en algunas ocasiones. Pero esto no es tan fácil, ¿verdad? No cualquiera es capaz de dar con la combinación perfecta.

Con los años que llevo en esto, hay una serie de lecciones que, por las buenas o por las malas, he ido aprendiendo y me han hecho convertirme en quien soy hoy. En este post las comparto contigo para que puedas aplicarlo en tu empresa cuanto antes.

Tus empleados son personas, no máquinas

Un error que podemos cometer en ocasiones cuando nuestra empresa crece y queremos aumentar los números es olvidarnos de quien trabaja para la empresa son personas, y no máquinas. Esto quiere decir que tienen miedos, inseguridades; que cometen fallos y que también pueden equivocarse.

Creo que es importante saber encontrar el equilibrio adecuado entre exigencia y confianza. Con esto quiero decir que sí, que siempre debemos exigir que nuestros empleados den un 200% en su trabajo, pero que también sientan la confianza suficiente con sus superiores para admitir sus errores y sentir que estos no son definitivos.

Habrá ocasiones en las que alguna de las personas que trabajan para ti no tomará ciertos riesgos por miedo a cometer un error y que eso tenga implicaciones demasiado negativas. Y esto no sabes cuánto puede llegar a frenar una empresa.

Los valores fundamentales para una empresa exitosa

Los errores son lo que nos hace aprender de verdad. Cometer errores es humano, y es lo que nos motiva a seguir aprendiendo y mejorando día a día. Recuerda, no somos máquinas, ni tampoco perfectos.

Con esto no estoy diciendo que hay que dejar que todo el mundo haga lo que quiera y que cualquier error sea perdonable. Lo que te intento explicar es que es importante dejar un pequeño hueco a las equivocaciones para que tus empleados se sientan más motivados a probar cosas nuevas y a apostar mucho más por el progreso de la empresa.

Es encontrar el equilibrio entre: “no tengas miedo a equivocarte y aprender de ello” y “hay que tomarse esto en serio y dar lo mejor de nosotros en todo momento”. Con la experiencia y el tiempo irás dando con la combinación ganadora.

Apostar por el talento 

como ser mejor lider de empresas

Dentro de tu empresa verás gente que reluce, que se come a los demás, que tienen una motivación y una ambición que no acaba. Verás gente que trabaja siempre poniéndolo todo sobre la mesa, que se dejarán la piel por tu marca. Encontrarás personas que tengan un talento que brilla por sí mismo.

Estos son los que te pueden ayudar a llevar tu negocio mucho más lejos. Pero tienes que saber cómo.

En ocasiones es difícil llevar el control de todo y saber el nivel de satisfacción de tu equipo con su trabajo. Aún así, te animo a que te intereses por ellos, o que fomentes que los responsables de cada departamento lo hagan.

Entonces verás que algunas de esas personas con brillo propio se están apagando. Otras que tienen un techo irrompible que no les deja desarrollarse profesionalmente. Y no puedes permitirte que eso pase y perder todo ese talento.

El pensamiento clave que te ayudará a mejorar tu negocio

Contar con personas con experiencia en la empresa está bien, pero creo que es mucho más importante la capacidad que demuestren.

Si alguien en tu negocio está demostrando tener un talento y una capacidad enormes, prémialo. Apuesta por ello. Dale el espacio que necesita para desarrollarlo y llegar mucho más alto. No dejes que se desmotiven o que crean que su carrera profesional en tu empresa se ha acabado, porque al final los pierdes.

Te recomiendo que siempre pongas a estas personas en que exijan más de lo que ellos pensaban que podían dar. Verás como con el tiempo notas una mejora increíble en su trabajo y en su motivación.

Asumir que hay cosas que no sabrás

Igual que tienes que entender que tu equipo puede cometer errores, también tienes que asumir que tú no lo puedes saber todo. Obviamente, hay otras personas dentro de tu empresa que saben más que tú sobre su campo de trabajo, por algo están ahí, ¿verdad?

A la vez que es tu trabajo guiarlos y motivarlos para desarrollarse profesionalmente, tú también puedes aprender de ellos muchas otras cosas. Dice mucho de un buen líder de empresas que de vez en cuando admita no saber algo y que deje a sus empleados hablar por él.

¿Qué más puedes hacer? Una vez que asumas que no lo puedes saber todo, haz una lista de cosas que no sabes y que sí que puedes aprender. ¿Es fácil, no? Yo a día de hoy sigo aprendiendo muchísimas cosas y sigo buscando formas de ser mejor líder para mis trabajadores.

Lee muchísimo, aunque no te guste, ponte las pilas. Aprende de la experiencia de otros que están en tu lugar, lee sobre inteligencia emocional, sobre liderazgo. Otra forma que está muy de moda últimamente es la de contar con un mentor que te asesore en tu crecimiento profesional.

Da la casualidad (sí, ha sido casualidad, no tenía pensado mencionarlo en este post la verdad) que ofrezco mentorías a personas como tú que quieren superarse a sí mismos y que buscan como ser mejor líder de empresas. Te recomiendo que les eches un vistazo.

Libros para ser mejor líder de empresas

libros sobre liderazgo

En la oficina de NeoAttack tenemos una pequeña biblioteca con libros sobre todo tipo de temáticas, desde liderazgo hasta mindfulness. Como ya te he dicho, creo que es importante que sigamos aprendiendo y que no paremos nunca de hacerlo. Para ello, los libros son los compañeros ideales.

Te dejo aquí algunos libros que a mí me han servido y que también pueden servirte a ti:

  • “Lecciones de liderazgo creativo” de Robert Iger
  • “7 hábitos de las personas altamente efectivas” de Stephen Covey
  • “Padre Rico Padre Pobre”  de Robert Kiyosaki
  • “Cómo ganar amigos e influir sobre las personas” de Dale Carnegie
  • “Delivering Happiness ¿Cómo hacer feliz a tus empleados y duplicar tus beneficios?” de Tony Hsieh

¿Tienes ganas de más? Aquí te dejo mi biblioteca.

Espero que este post te haya servido de ayuda y que nos veamos en los próximos. Si quieres seguir escuchándome, te recuerdo que también puedes seguirme por mi podcast de Spotify.

Estrategias para vender más en una empresa

ideas de marketing para vender más

Cuando buscamos estrategias para vender más en una empresa tienes que saber que hay muchas cosas que ponemos sobre la mesa, y no es cuestión de recitar de memoria los servicios que ofreces e inflar tus productos con expresiones como “Somos los mejores del mercado”, “Vendemos los mejores sofás de todo Madrid”.

Para elaborar bien una estrategia de ventas, tienes que cambiar el foco y saber ya de primeras no es fácil hacer que la gente gaste su dinero, pero tampoco es imposible. De hecho, una vez le cojas el truco, no podrás parar de aprender y buscar nuevas formas de mejorar.

A continuación, te doy algunos trucos para que puedas “cambiar el foco” de verdad y empieces a ver las ventas de una forma distinta.

8 Estrategias para vender más

1. Conoce bien a tu cliente

Primer paso que quizás ya sepas: conocer bien tu cliente. Esto implica tanto a tu buyer persona como al cliente real al que estás intentando vender tus servicios. ¿Qué tipo de persona es? ¿Tiene una personalidad fuerte o es más afable? ¿Cuáles son sus aficiones?

Como siempre se recomienda, tu buyer persona debe recrear un perfil concreto del consumidor perfecto para ti. Uno que compraría tus productos fácilmente y que esté interesado en lo que le ofrezcas.

Por otro lado, para crear buenas estrategias de ventas, también te recomiendo que te tomes tu tiempo en saber el tipo de persona con la que te has puesto en contacto. Esto implica sus necesidades, sus aficiones y en casos en los que sea así, cómo es el negocio que dirige.

Saber todo esto nos vendrá muy bien en los próximos apartados.

como vender más

2. Ir paso por paso en tu estrategia para vender más

Para crear una buena estrategia de ventas debemos tener, como siempre digo en todos los posts de este blog, claros los objetivos de ventas. Para ello tenemos que empezar sabiendo cuánto queremos facturar a finales de año, e ir descomponiéndolo en objetivos mes a mes de forma que te sea más fácil hacer un seguimiento de tu progreso – y que así te parezca más fácil conseguirlo.

Dentro de ese mismo objetivo mensual, establece tareas más pequeñas que te lleven hasta él. Desde una optimización de los recursos, hasta cómo motivar a tus empleados. Todo aquello que, por muy nimio que parezca, te aproxime a tu objetivo.

¿Qué es un sistema de gestión empresarial y por qué debes usarlo?

3. Ajusta tu estrategia y lenguaje al tipo de cliente al que te diriges

¿Hablarías igual a tu jefe para que te aumente el sueldo que a tu madre para que te haga un tupper de lentejas? ¿Verdad que no? Entonces, ¿por qué tu forma de dirigirte a clientes distintos es siempre la misma?

Obviamente, es difícil enfocar la publicidad a un individuo concreto. Pero, sabiendo bien cómo es tu buyer persona, ¿por qué no vas más allá y te diriges a él de una forma más adecuada?

Si tu buyer persona es activa, atrevida y jovial; no deberías usar la misma estrategia que si se trata de un público más reservado y serio. Hablar el mismo lenguaje que ellos y adaptarse a sus necesidades te ayudará no solo a tener un mayor impacto sobre estos, sino que también crearás muchas más oportunidades de vender y aumentarás la confianza que depositen en tu negocio.

estrategia de ventas

4. Automatiza procesos para vender más

Hay muchas acciones hoy en día en las que seguramente estés perdiendo tiempo, pudiendo automatizarlas sin problema. El tiempo es oro, sobre todo si se trata de tu tiempo. Ahorra y gana más utilizando herramientas de automatización de procesos que te generen resultados sin tener que invertir demasiado esfuerzo.

Un ejemplo de algunas de estas, las cuales funcionan bastante bien, son los funnels de ventas, un CRM o correos electrónicos automáticos que te ayuden a ir trabajando los leads en función a cómo vayan respondiendo a tus estrategias de ventas.

El pensamiento clave que te ayudará a mejorar tu negocio

5. Centrarse en las necesidades del cliente

En lugar de centrar la estrategia en lo increíble que es tu producto, esta debe girar entorno a tu cliente, como bien hemos dicho antes. Pasamos de hablar en primera persona “Somos un equipo multidisciplinar con amplia experiencia en el sector”, a centrarnos de verdad la necesidad que tienen y en cómo nosotros podemos satisfacerla.

Con ello, no vale quedarse en ejemplos generalizados de “Te damos una asistencia personalizada para satisfacer todas tus necesidades”. Hay que ser concreto para conseguir llegar mejor a tus clientes.

Hazles creer que tu producto encaja a la perfección con sus necesidades. Explícale las razones por las que lo que tú vendes es ideal para él o ella – como ya has hecho un trabajo de investigación previa, sabes de sobra cuáles son sus necesidades y ya has visto por qué tu empresa sabrá cubrirlas.

Te propongo incluso preparar un pequeño cuestionario con preguntas para tus posibles clientes sobre cómo puedes satisfacer sus necesidades. Les hará sentirse escuchados y a ti te dará fácilmente la información que necesitas.

Recuerda que tu público quiere respuestas, quiere soluciones, no un anuncio como todo el demás vacío de valor.

6. Quien paga más, consigues más

En tus estrategias de ventas tienes que saber invertir tu dinero de forma inteligente. Poner más dinero en el lugar adecuado te permitirá llegar más lejos, a públicos más complejos con los que cuesta más cerrar tratos, a nichos donde el coste por captación por cliente es más alto.

Al poner más dinero que tu competencia, ganarás más, ya que podrás pujar más en publicidad y tener una mayor presencia en los medios.

El objetivo es generar omnipresencia, que tu público objetivo sienta que estás en todos lados. Cuanto más pagues, más afectará esto al retorno de tu inversión. Esto también implica pagar más a aquellos empleados que sabemos que trabajan más y mejor para asegurarnos de que estén satisfechos y de que no decidan irse a la competencia, para motivarlos a que sigan dando lo mejor de sí mismos.

Formas de elevar la productividad laboral – conceptos básicos

En este vídeo de mi canal de Youtube te explico un poco mejor en qué consiste esto y cómo te puede ayudar:

https://www.youtube.com/watch?v=POGOEE49V4E&ab_channel=JesusMadurga

7. La confianza vende

Un cliente no va a comprar tu producto si no confía en ti. Esto quiere decir que, antes de realizar la acción previa de venta, debes trabajar vuestra relación. Cuando tu cliente esté listo, debe ser él el que finalmente tome la decisión de compra, sin necesidad de que tu empresa tenga que pedirlo. Estos son algunos de mis consejos para conseguirlo:

  • Ve tanteando el terreno, viendo cuál es el tipo de trato que puede funcionar mejor: ¿cercano y personal o mejor dejarle su espacio?
  • Te sugiero que trabajes bien tu estrategia de contenidos – y si no la tienes, ponerte con ella – para aportarle valor desinteresadamente, sin esperar nada a cambio.
  • Ser honesto y humilde. Si cometes un error, utilizarlo en tu favor para mostrarte humano y acercarte más a tu cliente potencial.
  • No hagas promesas que no puedas cumplir. No sirve de nada y tampoco te llevará a ningún lado. Sé concreto con los servicios que ofreces e infórmale incluso de los posibles inconvenientes que puedan presentarse. Eso sí, proporcionándole a continuación una solución.

8. Aprender de los errores, pero de verdad

Analiza las ventas que has perdido. ¿Qué puntos de contacto crees que no has aprovechado? ¿Qué oportunidades ves ahora que podrías haber utilizado? Pregúntate qué es lo que ha hecho que esa venta no se haya realizado y busca una forma de aplicar ese aprendizaje de cara a las próximas.

No te hundas por que esta no te haya salido mal, para conseguir llegar hasta arriba, primero tenemos que tropezar un par de veces para saber cómo seguir escalando. Aprovecha experiencias como esta para hacerte más fuerte y asegurarte de que la próxima vez que obtengas un cliente, este no se te vuelva a escapar por el mismo motivo.

Como siempre decimos en mi empresa NeoAttack, hemos venido a jugar.

¿Necesitas una estrategia profesional para vender más en tu empresa? Podemos trabajar codo a codo para hacerte una auténtica fiera de los negocios. Échale un vistazo a mi servicio de mentoría.

El pensamiento clave que te ayudará a mejorar tu negocio

como aumentar mis ventas

Llevas dirigiendo tu empresa un tiempo, pero sigues sin ver los resultados que te gustaría ver. Te esfuerzas, pero aún así no eres capaz de conseguir destacar por encima de los demás. ¿Qué es lo que está fallando? ¿Cómo puedes mejorar tu negocio?

Y es que hay algo que debes saber antes de explicarte nada más en este post: eres uno más. Con esto no me refiero a que no tengas personalidad o que no tengas tus propios valores.

Me refiero a que no hay nada que te haga mejor que nadie, ni más inteligente ni más especial. Esto solo ocurre en un 99% de los casos, solo unos pocos pueden declararse auténticos superdotados. Todos los demás somos gente bastante normal, que comete errores, que tiene imperfecciones y que lo intenta lo mejor que puede.

Así que quédate con esto: eres uno más. 

Mejorar tu negocio y destacar – ¿Es posible?

Es más que posible.

Que seas uno de cientos no quiere decir que no puedas pasar de 0 a ser el número 1. Lo único que tienes que saber es cómo hacerlo. Tienes tu meta establecida – lo cual ya es bastante – y ahora es el momento de ver cómo vas a llegar hasta ahí.

Desde luego, podemos encontrarnos con negocios que tras años intentándolo deben darse por vencidos. No han dado con la clave para saber cómo mejorar su negocio o cómo aumentar las ventas.

Pero ese no tienes por qué ser tú.

Si has llegado hasta aquí, déjame decirte que ya vas por buen camino. Y no es por que mis consejos sean la clave del éxito, yo soy uno más como tú. Más bien, esto demuestra que te preocupas. Que reconoces que hay un problema y que quieres resolverlo.

10 estrategias de ventas para impulsar tu negocio

Si quieres destacar entre los demás, no hagas lo mismo que los demás

como aumentar las ventas en mi negocio

Parece muy simple, ¿a que sí?

Pues es algo que hasta que no lo escuchas o no lo lees, no acabas de interiorizar.

El marketing ahora mismo está lleno de frases vacías del tipo “Somos los mejores en el sector, con un equipo profesional y multidisciplinar que te proporcionará una asistencia personalizada en todo momento”. En una sola frase ya he definido la gran mayoría de negocios en España.

También vemos que su forma de acercarse al cliente sigue estando definida por la misma frialdad, que su estrategia de marketing está centrada más en la empresa que en su público y que los mismos errores se cometen una y otra vez.

Si de verdad quieres saber cómo mejorar tu negocio, sal de este círculo vicioso, y empieza a hacer más.

Aprende de los errores de los demás

Sí, aprendemos de los errores. Pero es mucho mejor si en vez de ser errores nuestros, estos son los de otros.

No te fijes en tu competencia para buscar ideas que implementar en tu negocio. Fíjate en tu competencia para ver qué es lo que está haciendo mal. Piensa, si fueras su cliente, ¿estarías satisfecho o satisfecha? ¿Les contratarías? ¿Qué es lo que falta en su página web?

Todo lo que aprendas podrás aplicarlo en tu propia estrategia, sin necesidad de seguir cometiendo los mismos errores que cometen otros negocios al robarse ideas unos a otros.

Esto, obviamente, no quiere decir que no puedas inspirarte en empresas que admires o en personas que consideres de éxito. Aquellos que están por encima de ti también pueden darte las pistas que necesitas para renovarte e incluir cosas nuevas a tu negocio.

El secreto para ser mejor que la mayoría es hacer más que la mayoría

como potenciar tu negocio

No solo tienes que no hacer lo que hacen los demás, sino que además tienes que hacer más que ellos.

Imagínate una carrera de bicicletas. Hay un pelotón enorme de gente al principio, casi parecen todos los mismos. De repente, hay uno que se adelanta, que se aleja del pelotón y sale por delante. Te fijas en él, ya no forma parte de la masa de ciclistas, ahora es el que va ganando.

¿Y qué es lo que ha hecho? Entrenar más, comer más, montar en bici más… En resumen, pedalear más que los demás.

Tú también tienes que pedalear más que los demás.

¿Cómo? ¿Qué dices de pedalear? Te lo traduzco en tres bloques muy generales:

  • Estudia más
  • Trabaja más
  • Esfuérzate más

Trabaja más y esfuérzate más

Cada uno esto lo enfoca como puede. Si en lugar de aumentar tu productividad por hora, necesitas más tiempo trabajando, hazlo. La cuestión es que saques más trabajo que los demás.

Una hora más al día se convierte en cinco horas más a la semana, que al mes se hacen 20 horas que has trabajado más que el resto. Te recomiendo que vayas subiendo la productividad poco a poco para que tu cuerpo siempre esté trabajando pero que esto no te sobrepase.

Estudia más

Estás buscando cómo mejorar tu negocio, pero creo que debes saber la importancia que tiene el no dejar de estudiar. Si quieres dirigir una empresa, no puedes parar de actualizarte y de aprender.

Con esto no te pido que te apuntes a mil cursos. Si no que no des nada por sentado. No creas que sostienes el saber universal del mundo. Porque no es así. En este mundo, todo cambia, se transforma y actualiza. Si no le sigues el ritmo, te quedarás desfasado.

Siéntate y piensa qué conocimientos te faltan. Yo pasé de no saber cómo se hacía una factura a aprender a gestionar un equipo de unas 70 personas. Y todo esto no se aprende por arte de magia, tienes que ponerte a leer, a buscar soluciones y saber también qué es lo que debes mejorar.

Después de leer este post, saca un papel y un bolígrafo y apunta las cosas que tú como empresario crees que podrías mejorar. Puedes centrarte solo en el día de hoy, o en la semana. Piensa, ¿qué necesitas saber para solucionar todos estos problemas?

Estudiar más es que de verdad va a hacer que sepas cómo mejorar tu negocio.

Si quieres saber más sobre esto, en este vídeo te hablo de cara a cara ampliando todos los conceptos que te he sugerido en el post.

Formas de elevar la productividad laboral – conceptos básicos

mejores formas de mejorar la productividad

Encontrar formas de elevar la productividad laboral de tus empleados es una de las principales tareas que debes asignarte como responsable de un equipo o director de una empresa. Solo los que estén abiertos al cambio y a la mejora continua serán los que consigan sobrevivir y alcanzar el éxito.

La productividad que obtengamos de nuestro trabajo es lo que nos indica si lo estamos haciendo bien o mal. Si estamos optimizando los recursos de los que obtenemos y además aprovechamos bien el tiempo y esfuerzo que invertimos en ello.

Te animo a que te pares un momento y te preguntes si estás haciendo de verdad todo lo que puedes por sacar el máximo partido a tu equipo y a los materiales de los que dispones. ¿Crees que lo estás haciendo bien?

Si has respondido que sí, déjame decirte que estás equivocado. Así que te recomiendo que no te vayas y puedas saber por qué.

Si has respondido que no, espero que te quedes para seguir leyéndome. Aquí encontrarás los primeros pasos para empezar.

Cómo aumentar la productividad laboral de tu empresa: siempre hay algo que mejorar

Lo primero que debes asumir si quieres mejorar la productividad de tu empresa, es que por mucho que hayamos trabajado en un inicio para que nuestra empresa funcione de maravilla, esto no es permanente ni definitivo. A medida que tu negocio se haga más grande, entre gente nueva, se vaya la antigua y demás, irán apareciendo cada vez más problemas.

Si quieres de verdad encontrar formas de elevar la productividad de tu empresa, debes dedicar una parte de tu tiempo por semana o por mes a analizar a tu equipo y ver qué problemas han surgido para encontrar las soluciones pertinentes.

Míralo como si estuvieras cuidando de un árbol. Puedes comprar la mejor tierra y regarlo todos los días, pero al principio tendrás que enderezarlo para que crezca recto y fuerte. Y cuando lo haya hecho, aún así deberás seguir podándolo y cuidándolo de acorde a sus nuevas necesidades.

No puedes pretender ver cambios en tu empresa si no estás primero tú dispuesto o dispuesta a implantar esos cambios.

como mejorar la productividad en tu empresa

Aprende a medir la productividad de tus empleados

No puedes encontrar formas de elevar la productividad si primero no sabes cómo medirla. Antes de plantearte las mejores técnicas para subir tu productividad laboral, crea un plan escalable de cómo saber cuánto están produciendo tus empleados.

→ Por escalable me refiero a que tengas en cuenta que, si me haces caso, tu empresa comenzará a crecer, y por tanto, tendrás más empleados. Esta es una tarea que puedes asignar a los responsables o las cabezas de los equipos y que ellos te transmitan los resultados.

Saber cómo comenzar a medir la productividad dependerá mucho del tipo de negocio que lleves y del tipo de trabajador del que se trate. Se puede medir a partir de los objetivos obtenidos, en función a las ventas que se han conseguido, la satisfacción del cliente, la cantidad de unidades que produce y las horas que trabaja.

Pero, básicamente, deberás dividir el trabajo producido entre los recursos que se han utilizado (el tiempo, dinero que la empresa pone por trabajador, etc.), y así podrás analizar si lo que se produce es mayor en cuanto al tiempo y recursos invertidos.

Cómo medir el rendimiento de tu empresa

Más horas de trabajo no implican más productividad

Cuando estamos buscando formas de elevar la productividad de nuestra empresa, a veces creemos que lo único importante es el resultado final, y no tanto las horas invertidas. Hablo de que una buena productividad no es conseguir muchas ventas o sacar muchas unidades. Productividad es cuántas de esas cosas se obtienen por hora por cada empleado.

Así que, no, por estar más horas en el trabajo no estás siendo más productivo. Es más productivo aquel que en 6 horas es capaz de sacar lo que otros en 9. Teniendo esto en cuenta, ¿qué perfil de trabajador te interesa más para aumentar tu productividad?

Algunos consejos y formas de elevar la productividad

Ahora que ya he asentado las bases, quiero dejarte algunos consejos que te vendrán bien para mejorar tu productividad empresarial, pero primero, tienes que ver este vídeo:

Optimiza todo lo optimizable

Y por esto me refiero a que optimices la organización que se utiliza en los departamentos, las comunicaciones entre ellos, los recursos que utilizas e incluso a tus propios empleados. No pares de buscar ideas de mejora que hagan que vayas podando tu árbol y pierdas menos el tiempo con tareas inútiles.

No tengas miedo a la tecnología

Hoy en día hay miles de sofwares y de programas que podrán ajustarse a tu modelo de negocio y hacerte la vida mucho más fácil. Desde medidores de productividad, hasta CRMs donde poder gestionar todo lo relacionado con el cliente.

Formación y renovarse constantemente

Necesitas hacer que tanto tú como tus empleados estéis aprendiendo siempre cosas nuevas, ya que el mercado y las necesidades de tu público no siempre serán las mismas. Además, esto hará que muchos de tus empleados no sientan que “han tocado techo” y que su día a día se ha convertido en una sucesión monótona de tareas.

Es muy típico ver a trabajadores desmotivados con su empleo, quejándose de que ya no tienen más oportunidades de ascender o de llegar más arriba. Con formación y la reestructuración de tu empresa cada cierto tiempo, conseguirás evitar esto.

subir productividad

Aportando conocimientos nuevos y renovando tu empresa a consecuencia, estarás sacando nuevas versiones adaptadas siempre a los consumidores. ¿Qué hubiera pasado si Apple se hubiera quedado en su primer modelo de iPhone?

Motiva a tus trabajadores – ellos son los que te llevarán a donde quieres

No te olvides de que tus empleados son personas, y que cuanto más felices y satisfechos estén en su puesto de trabajo, más responderán y te darán una mayor productividad. Para saber cómo mejorar este aspecto, tienes que verte el siguiente post: ¿Cómo podemos incrementar la motivación laboral?

Esto es todo por el post de hoy.

Pero, ¿te has quedado con ganas de más?

No paro de crear contenido interesante que te pueda ayudar a sacar lo mejor de ti y de tu negocio. No te pierdas mi consultoría.